sábado , diciembre 16 2017
Home / noticias / Antonio Aguilar Barraza, orgullo zacatecano

Antonio Aguilar Barraza, orgullo zacatecano

El talentoso Pascual Antonio Aguilar Barraza nació un 17 de mayo de 1919 en el municipio de Villanueva, Zacatecas, tenía una diversidad de talentos, fue productor, guionista, cantante y jinete, entre otros más.

Su música alcanzó un gran éxito y con su singular estilo Antonio Aguilar logró ganarse el corazón del público mexicano, sus ventas rebasaron los 25 millones de copias, y sacó a la venta 160 álbumes.

Su vida artística comenzó realizando películas y poco a poco también incursionó en el ambiente musical, su talento fue tan grande que es comparado con los grandes íconos mexicanos como Pedro Infante, Jorge Negrete, Javier Solís y José Alfredo Jiménez. Realizó 167 películas con las cuales junto a su familia se fue ganando la fama y el respeto.

De acuerdo a información publicada en su página oficial el apodo más conocido de Antonio Aguilar es El Charro de México, gracias a que fue impulsor para que la charrería fuera considerada como deporte mexicano y gracias a esas gestiones en la actualidad aún prevalece dicho deporte tan querido y apreciado por muchas personas.

Antonio Aguilar es el único artista en llenar el mítico Madison Square Garden de Nueva York por seis noches consecutivas y gracias a su fama en películas como Lamberto Quintero, El Alazán y El Rosillo, Albur de Amor y La Güera Chabela y celebres canciones entre las que destacan: Que me entierren con la banda, Triste recuerdo, Yo el aventurero, Cuatro meses y Mi gusto es, fueron elementales para que el mayor de los Aguilar lo catalogaran como un grande entre los grandes.

Un 5 de junio del 2007 Antonio fue hospitalizado en la ciudad de México por problemas en los pulmones, pero su estado no era nada agradable, el doctor en turno informó que El Charro de México seguía vivo gracias a medidas que realizaron los doctores en aquel momento comentaba que Antonio permanecía inconsciente.

Su enfermedad se complicó cada día más y solo pasaron 15 para que lamentablemente Antonio Aguilar falleciera, ya era muy complicarlo estabilizarlo y con una neumonía no pudo aguantar más el intérprete zacatecano.

Los agradecimientos al cantante fueron miles y miles por parte del público mexicano y del extranjero muchas oraciones se alzaban por su eteno descanso, la Basílica de Guadalupe fue el templo donde se celebró la misa de cuerpo presente del villanovense y alrededor de 9 mil personas lo acompañaron en su despedida.

En Zacatecas fue recibido por última vez, donde muchas personas estuvieron a la expectativa del funeral en el importante teatro Fernando Calderón, lo visitaron grandes artistas como Vicente Fernández, Pedro Fernández y Guadalupe Esparza, el dolor era grande por parte de la familia pero la fraternidad del público zacatecano calmaba un poco su duelo, después de la misa celebrada en la catedral zacatecana sus restos fueron llevados a su famoso rancho el Zoyate ubicado en Villanueva municipio de Zacatecas donde ya tenían preparado el lugar para darle sepultura al cantante y autor.

Solo se realizó una celebración con la familia y después de eso se le dio el último adiós al charro zacatecano, en la actualidad es y seguirá siendo recordado por muchas personas, ya que su talento fue de un grande y su cariño por México lo llevó a crecer y ser querido por mucha gente y aún más el darle la importancia a la música y a la charrería, deporte nacional por excelencia.

About Tradicion Tapatía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *