Viernes , Junio 23 2017
Home / noticias / Estadio Martínez Sandoval

Estadio Martínez Sandoval

La nostalgia de la “época romántica” del futbol tapatío, trae consigo el recuerdo del primer estadio de balompié en Guadalajara. El Parque Oblatos, también llamado Parque “Oro” estaba ubicado en las calles Gigantes y la Calle 30. El nombre oficial del estadio fue “Parque Felipe Martínez Sandoval”.

El Estadio Felipe Martínez Sandoval o Parque Oblatos, fue fundado en 1930. Este estadio albergaría al Club Deportivo Oro. Tiempo después la cancha Oblatos, fue también casa del Club Deportivo Guadalajara hasta 1960, cuando los clubes Oro y Guadalajara se mudan para jugar en el Estadio Jalisco.

Tenía capacidad para 10 mil aficionados, pero por lo general siempre se rebasaba, sobre todo en encuentros del Clásico Tapatío; en el final de la temporada 1950-1951 que se jugó entre Guadalajara y Atlas, se registró una entrada de 15 mil 305 aficionados.

Día de la inauguración

La tarde del domingo 20 de julio de 1930, se registraron dos encuentros para inaugurar oficialmente el campo. El primer encuentro inaugural fue entre equipos de Primera Fuerza, el Club Deportivo Guadalajara contra el Club Deportivo Imperio se dieron cita a las 15:30 en la cancha, con arbitraje del señor Timoteo Villalobos ganando los primeros por 5 goles a 2. El segundo encuentro fue entre los equipos del Club Deportivo Colón y el Club Deportivo Oro, con empate a dos goles, arbitrando el señor Gerónimo Prieto.

Recinto lleno de gloria

Fue mudo testigo de grandes proezas del balompié tapatío, un campeonato del Club Deportivo Nacional en mayo de 1939; tres campeonatos del Guadalajara en 56-57 ,58-59 y 59-60 donde precisamente nacería la leyenda del “Campeonísimo”. Así como también el único título de liga para el Atlas, un 22 de abril de 1951. Y cómo no recordar la histórica foto donde Jaime “Tubo” Gómez se encuentra sentado en la portería leyendo un Memín Pinguín, partido que ganaría el Guadalajara al Atlas con marcador de 5 a 0.

Fin de una leyenda

Al final de los años cincuentas, la afición al fútbol había crecido en Guadalajara y el Parque Oro era insuficiente para darle cabida. Se llevó a cabo la construcción del nuevo estadio llamado Jalisco, por lo que para 1960 los principales equipos tapatíos dejaron el coloso de Oblatos para jugar en un estadio con el triple de capacidad.

Fue así que finalmente este mítico recinto del futbol jalisciense fue demolido. En este lugar hoy existe una concentradora de metales y su razón social es precisamente “Parque Oro” con el emblema del equipo.

About Tradicion Tapatía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *