Jueves , Julio 27 2017
Home / noticias / La ribera de Chapala

La ribera de Chapala

Corría el tercer año de EL INFORMADOR cuando se inauguró en Chapala el 8 de abril de 1920 la Estación de Ferrocarril, hoy -96 años después- convertida en el Centro Cultural González Gallo, dependiente de la Secretaría de Cultura de Jalisco.

El 9 de abril, el diario sorprendió a los tapatíos con la crónica de la apertura del inmueble que significaba para Chapala la llegada del progreso y la certeza de un mayor desarrollo económico: “Ayer partió por primera vez de esta ciudad el tren al simpático balneario de Chapala. La salida estaba anunciada para las nueve de la mañana y desde una hora antes, multitud de personas de diferentes clases sociales se encontraban reunidas en los andenes de la estación esperando con ansia la salida del convoy”, informaba la nota en la primera plana del periódico.

A las 12:45 llegó el tren a la reluciente estación, luego de cuatro paradas donde la fiesta estalló. Luis Castellanos y Tapia, gobernador del Estado, y Salvador Ulloa, presidente municipal, inauguraron oficialmente la estación “quebrando sobre la vía una botella de champagne”.

Vías culturales

La antigua estación del ferrocarril es hoy el Centro Cultural González Gallo, un espacio vivo con jardines y una vista espectacular. Mientras que el inmueble, aunque grande, resulta acogedor para diversas manifestaciones artísticas y culturales.

Estación de ferrocarril. Enclavada al ingreso del municipio, la estación (que hoy es un centro cultural) fue inaugurada con bombo y platillo en abril de 1920. Gracias al tren, bastaban poco más de tres horas para llegar a este “alegre balneario”.

Más que un balneario

El kiosco del Malecón de Chapala cuenta la historia de su fundación: “Porfirio Díaz otorgó a su compadre Manuel Cuesta Gallardo, el gobernador de Jalisco, un permiso para desecar casi la mitad de la laguna para obtener tierras de cultivo, lo que se conoce como la Ciénega”. Poco a poco el territorio comenzó a crecer, covirtiéndose en el “bello balneario” de los tapatíos. La antigua villa se convirtió en ciudad por un decreto publicado el primero de septiembre de 1970.

Parroquia San Francisco de Asís

De estilo renacentista, la iglesia fue construida en el siglo XVIII. Aquí se encuentran los restos de fray Miguel de Bolonia, evangelizador en tiempos de la colonización. El edificio es un icono del pueblo, ahí se realizan las celebraciones religiosas de mayor relevancia; además, es casa de importantes muestras de arte sacro.

Bellas casas

Fincas de estilo europeo construidas entre los años de 1878 y 1920 tomaron asiento hacia el Oriente y Poniente de la Parroquia de San Francisco de Asís sobre la orilla y sobre la calle que desemboca en el embarcadero contrastando su arquitectura con el paisaje. Entre estos inmuebles se cuentan la Casa Braniff (hoy sede de un restaurante), la Casa del Arq. Luis Barragán (costado Sur del Supermercado sobre la Avenida Madero), el Hotel Palmera (Hotel Nido) y el Hotel Niza (Banco BITAL) ambos sobre la Avenida Madero.

El agua y la vida

“Existe un estado de emergencia en toda la zona ribereña”, decía EL INFORMADOR en octubre de 1971. Tres mil hectáreas se inundaron desde la Ciénega hasta El Salto, se corría el riesgo de que algunas viviendas fueran desalojadas.

El tema del agua es un clásico en la historia de este municipio: el Lago de Chapala es el más extenso del país y la principal fuente de abastecimiento de agua de la Zona Conurbada de Guadalajara.

Ahí radica parte de su importancia, por lo que el nivel del agua siempre ha sido noticia; de hecho, a principios del mes pasado se destacó una ligera recuperación del lago a razón de las lluvias dispersas y constantes que cayeron en la Zona Metropolitana.

El asunto afecta también a los pescadores; a lo largo de la historia de Chapala ha habido temporadas en que la labor se desempeña con mayor dificultad, aunque siempre está la opción de los paseos en lancha, actividad a la que algunos han tenido que dedicarse para satisfacer las necesidades de los turistas que -eso sí- no faltan.

About Tradicion Tapatía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *