Miércoles , Junio 28 2017
Home / noticias / Las cuevas de Villa Corona

Las cuevas de Villa Corona

Villa Corona, Jalisco.- Fue en el año de 1939 cuando el señor Jesús Navarro junto con sus más de 15 hijos comenzó a extraer arena de un cerro que se encontraba en su propiedad. El objetivo principal era formar una capilla y varios salones para venerar en él a la virgen de Lourdes. Por lo cual a sus casi 70 años de formación, don Juan –uno de los hijos de Jesús Navarro Godoy– muestra con orgullo a cuanto turista pisa este lugar en Villa Corona, Jalisco, los diversos e interesantes personajes que ahí han deambulado.

Así lo explicó: “Recuerdo que fue el 12 de agosto de 1963 cuando el ex presidente de México Lázaro Cárdenas vino a conocer aquí y le propuso a mi padre que le cambiara el nombre a la capilla por el que tiene ahorita (Puerto de Lourdes), ya que antes se llamaba de Las Cuevas. Tanto él como su hermano Dámaso y otros familiares le dieron a mi papá posesión oficial del terreno, además de muchas recomendaciones”.

“Por lo que el mérito de esta creación es ante todo de mi padre, quien de manera rústica fue haciendo las cuevas. Imagínese a todos con palas y picos día a día; le íbamos dando forma a este lugar. Con la voluntad de Dios y la virgen, ya hemos logrado que aquí lo reconozcan varios turistas que año con año vuelven, lo malo es que cada vez son menos porque prefieren los balnearios a venir aquí y como verá es difícil mantener este sitio, con lo poquito que dan de limosna algunos de los visitantes, se va medio manteniendo la capilla”.

Por otra parte don Juan relató que en la calle (Lázaro Cárdenas), donde se encuentra la capilla de Lourdes, antes no había manera de llegar porque era cerro y: “Mi padre inició las excavaciones, en un camino se fue metiendo por dentro del cerro; así comenzó a hacer unas pequeñas cuevitas para probar la macicez del terreno y como vio que sí era bueno, más se enamoró de él y lo comenzó a crear. Al paso de los años y los avances de las cuevas, íbamos a poner la imagen donde ya teníamos hasta la mezquita, pero nosotros le dijimos a mi padre que por lo profundo de la construcción todo estaba muy oscuro y no se podía ver la virgen, por lo que decidimos hacer el lugar donde se diera más la luz del día y es donde está actualmente”.

Así quedó lo que sería por algunos años la capilla de Las Cuevas hasta la visita que realizó el extinto general Lázaro Cárdenas del Río, quien le propuso a don Jesús Navarro que lo más conveniente sería que mejor le rindieran honor a la imagen de la virgen con su nombre Lourdes, porque de esta manera se lograría mejor atmósfera, debido a que en Francia la imagen se encuentra dentro de una gruta y aquí se veneraría dentro de una cueva de tepetate, situación que agradó y aprobó don Jesús Navarro.

En 1959 se consagró el altar con la imagen de la virgen de Lourdes por el cura Federico Villaseñor; posteriormente, en el mes de mayo de ese mismo año se celebró la primera misa por el presbítero Antonio Fermín González. Cuentan los pobladores de Villa Corona que don Jesús Navarro cavó una obra de tal magnitud y con la herramienta más rústica, que dejó con ello muestra del amor de la virgen de Lourdes, mismo que siempre vela por ellos.

La capilla tiene aproximadamente 20 metros de largo por siete de ancho, cuenta con una pequeña sala anexa; por otro acceso, se llega a un área de salones divididos por pilastras o columnas separadas a su vez por arcos, teniendo dicha área cerca de 25 metros de largo por 15 de ancho. Estos recintos no cuentan con luz eléctrica; la iluminación de la nave principal se hace mediante un espejo que refleja los rayos solares. Solamente la capilla donde se encuentra la imagen de la virgen cuenta con instalaciones para luz eléctrica.

About Tradicion Tapatía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *