viernes , noviembre 24 2017
Home / noticias / Las mujeres que le robaron el corazón a Jorge Negrete

Las mujeres que le robaron el corazón a Jorge Negrete

“El Charro Cantor” nació el 30 de noviembre de 1911 y así lo celebramos, recordando los amores que lo dejaron marcado

Convertido en el máximo ídolo romántico, el mero macho que no se raja y se come la tuna aunque se espine la mano, Jorge Negrete falleció el 5 de diciembre de 1953 en un hospital de Los Ángeles, California, en Estados Unidos, lejos de su México querido y tomado de la mano de la mujer que estuvo con él hasta sus últimos días, “La Doña” María Félix.

Los informes médicos señalaban que murió debido a una falla hepática por la cirrosis que padecía. Los amigos cercanos decían que Negrete sufrió una grave decepción amorosa que lo hundió en el alcoholismo, el rompimiento con la actriz Gloria Marín lo habría dejado destrozado.

Jorge Negrete nació el 30 de noviembre de 1911 en Guanajuato, México; formó parte del Ejército Nacional y trabajó como administrador del Hospital Militar de Puebla. En 1930 ingresó a la academia de canto José Pierson y debutó en la radiodifusora XETR, donde sorprendió por el tono de voz que lo llevó a ser el elegido por muchos compositores de la época para interpretar sus canciones.

Tuvo éxito en México y en otros países de América Latina, pero también en Nueva York, donde vivió una temporada, fue uno de los principales actores de la Época de Oro del Cine Mexicano y se ganó a pulso el apodo de “El Charro Cantor”, al igual que el de enamorado.

Ellas son las mujeres que le robaron el corazón

Elisa Christy

Elisa conoció a “El Charro Cantor” en 1938, cuando trabajaron juntos en La Valentina. Dos años más tarde se casaron en la municipalidad de Miami, en enero de 1940. Durante una temporada vivieron en Nueva York hasta que unos años después, el romance se rompió. Una mañana, mientras Elisa leía el periódico encontró un encabezado que aseguraba que Negrete había estado en una corrida de toros acompañado por su esposa… Gloria Marín (Jorge no se casó con ella, pero siempre lo dijeron así a los medios). Elisa estaba a punto de anunciarle a su marido que estaba embarazada. Negrete se enteró de que sería padre y decidió pedirle a su mujer que se quedara con él. A pesar de que Jorge había dejado a Marín, no podía olvidarla, Elisa lo supo y quiso el divorcio.

Gloria Marín

En 1941 Jorge fue contratado para protagonizar ¡Ay, Jalisco, no te rajes!. En el papel femenino estaba la bella y joven Gloria Marín, quien apenas comenzaba a destacar en el celuloide. Su nombre verdadero era Gloria Méndez Ramos y había sido protagonista en las carpas, ahora estaba al lado del actor más importante o uno de ellos. Marín y Negrete se enamoraron en el set, pero la relación fue muy complicada debido a la arrogancia y altanería que caracterizaba al ídolo.

La gira de Negrete por varios países de Latinoamérica, siempre al lado de Gloria, y la muerte de su padre, lo hicieron caer en una espiral en la que dejó de lado a su pareja; por su parte, ella comenzó a aislarse y se alejó del cantante; el amor no resistió y rompieron. Negrete se relacionó con la actriz Elsa Aguirre y con otras chicas, pero aún quería a Gloria. Marín decidió alejarse del cantante y adoptó a una pequeña, Goyita.

Meses después, la pareja se reconcilió y retomaron su relación; sin embargo, las inseguridad de Negrete y los celos que tenía por los pretendientes que rondaban a Gloria se convirtieron en un problema mayor. En una gran pelea, Jorge decidió romper y le dijo a su amada “¡Hasta aquí llegué! ¡Eres libre de hacer lo que quieras!”. ¿la razón? Abel Salazar, el nuevo talento mexicano estaba en su casa y tenía en brazos a su amada.

Según amigos cercanos del actor, como su asistente, Raúl Corrales, Negrete nunca se recuperó del golpe de perder a Gloria, murió de amor, a pesar de que para ese entonces ya estaba casado con la diva Félix.

María Félix

En 1942, Jorge Negrete estaba filmando la película “El Peñón de las Ánimas”, con la joven revelación María Félix. La grabación se estaba convirtiendo en un suplicio, los protagonistas no se dirigían la palabra; cuando ensayaban las escenas de amor casi se mataban. Negrete consideraba que Félix se daba “aires de niña bien, pero él no la pasaba ni en papel celofán”, así lo confesó a su hermano David.

Tras el rompimiento con Marín, Jorge tuvo que recibir a María en nombre de la ANDA (Asociación Nacional de Actores), de la que ya era Secretario General, le organizó una fiesta, y en menos de lo que canta un gallo se hicieron novios, y sólo unas semanas más tarde se repartió la invitación para la boda del siglo.

Los amigos dicen que en la despedida de soltero, Jorge compartió el amor que sentía por María, alguien en quien encontraba comprensión, reciprocidad, amor y tranquilidad.

El 18 de octubre de 1952 María y Jorge se casaron en la finca de Catipoato en Tlalpan, la boda fue el evento del año, asistieron personalidades como Octavio Paz, Diego Rivera y Frida Kahlo, y algunos toreros y deportistas de la época. Se fueron de luna de miel, y María se fue de viaje, regresó hasta que al cantante lo internaron en el hospital por la falla hepática que sufría. Su matrimonio duró un año un mes y días.

El entierro de Jorge Negrete fue tan espectacular como la boda con Félix, hubo un duelo nacional y los admiradores lloraban por doquier al gran Charro Cantor, que dejaba al cine mexicano sin uno de sus máximos ídolos.

About Tradicion Tapatía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *