sábado , diciembre 16 2017
Home / noticias / Tuxcacuesco

Tuxcacuesco

A un lado del río que lleva su nombre, se encuentra este pueblo tradicional que tiene de fondo la Sierra de Manantlán.

¿Por qué visitarnos?

A un lado del río que lleva su nombre, que antes de llegar a la zona se lama Río Ferrería, se encuentra este pueblo tradicional que tiene de fondo la Sierra de Manantlán. Basta visitarlo para darse cuenta de que Tuxcacuesco es tradición en toda la extensión de la palabra; desde su placita de jardines floridos y farolas, con su kiosco del que parecen emanar las notas de la banda dominguera, hasta sus antiguas haciendas, la herencia cultural dejada por la familia de Juan Rulfo, su tradición para la producción del mezcal de agave; todo tiene historia y se nota en su gastronomía, en su fiesta patronal y en sus artesanías. Pero lo mejor es tratar con su gente, sencilla sí, pero con grandes valores y amigable, aunque guardan celosamente sus costumbres; todo hace que la visita a Tuxcacuesco sea diferente, tranquila y repetible.

No te puedes perder

Hay que llegar a Tuxcacuesco y sentarse a preparar el recorrido en la Plaza principal, en una de sus bancas de sólido material que le dan un estilo especial, disfrutando la sombra de sus árboles; en frente se encuentra la Parroquia de San Antonio de Padua, la nueva, la que se hizo con la colaboración de los hijos ausentes del pueblo; se puede proseguir la visita yendo hacia el río Tuxcacuesco, si acaso a 300 metros del centro del pueblo, donde se encuentran zonas para refrescarse de diferentes profundidades, pero todas con un bello entorno; y de ahí se puede visitar la localidad de Apulco, y visitar la Parroquia de la Virgen del Refugio,  que fue construida por el abuelo de Rulfo; y para continuar la ruta, haciendo una cita con la historia y la cultura, se encuentra la Ex Hacienda la Media Luna, construida también por el abuelo materno de Juan Rulfo, y sitio donde el escritor vivió algún tiempo; ahí mismo se encuentra la Hacienda Apulco, ésta dedicada a la producción del mezcal Arias de Apulco, considerado el mejor de la región y producido en forma artesanal; ahora será bueno ir hacia el Manantial La Taza, que tiene todo para pasar un rato de tranquilidad y reposo frente a sus aguas y de ahí, ir a  conocer la Zona de petroglifos en la localidad El Camichín, vestigios arqueológicos de antiguas culturas en al zona; ahora lo recomendable es visitar otra comunidad del municipio con varios atractivos: Zenzontla, donde la comunidad tiene granes conocimientos de herbolaria; y ya estando al pié de ella se puede concluir la vivita visitando la Sierra de Manantlán, área protegida con gran riqueza natural y una enorme biodiversidad, además de paisajes maravillosos; desde sus alturas se puede decir adiós a Tuxcacuesco, o más bien, hasta luego.


¿Cómo llegar?

La forma de llegar a Tuxcacuesco partiendo de Guadalajara, es a través de la carretera No. 54 D a Colima-Manzanillo, desviándose hasta Cd. Guzmán, para ahí tomar la carretera estatal No. 428 hacia Tuxcacuesco; otra opción El municipio cuenta con transportación foránea. El transporte urbano y rural se efectúa en vehículos de alquiler y particulares.

About Tradicion Tapatía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *